Otra manera de ganar una liga

El campeonato liguero ya ha acabado y es el momento de hacer balance, hecho que nos permite llegar a una conclusión un tanto curiosa. Desde que el Barça iniciara la competición de la regularidad el pasado agosto, habíamos presagiado que esta liga (y más viendo los primeros marcadores) volvería a ser blaugrana. El equipo de Luis Enrique parecía mostrar otra manera de ganar la liga, venciendo en sus encuentros casi de memoria y goleando como si de un pasacalles se tratase.

Pero se empezó a fallar demasiado pronto, y nos llevaron a pensar (sin perder la fe en ellos) que acabaríamos ganando sufriendo y con el mono de faena puesto. Sin embargo el Real Madrid de Zidane, que con un estilo de juego muy individualista, mostró otro camino para llevarse el título.

El club blanco ha tenido el acierto de tener una plantilla larga y de calidad, que en muchos de los encuentros disputados, han hecho más que la intocable BBC (Bale, Benzema y Cristiano). También se han dado ciertos arbitrajes más que dudosos. De todas maneras han sido los justos vencedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *