Ignorando el Síndrome de Down

Yo procuro hacer las cosas como los demás. Me puede doler la espalda, me pueden crujir las rodillas o los codos, tener dolor de cabeza o me puedo marear como cualquier otro. ¿Qué pinta el Síndrome de Down aquí? ¡Pues nada!

Me considero una persona como cualquier otra. Tengo mis amigos y salgo con ellos los fines de semana. También hago la reunión del viaje de verano para decidir dónde vamos de vacaciones, y hago un club gastronómico, como puede hacer cualquier otro. Vivo de forma independiente con mi mujer. Además, me casé con ella y he podido hacer mi propia familia, con el derecho a decidir con quién quiero vivir. Las personas sin el síndrome de Down pueden hacer sus propias vidas más fácilmente que yo. Se pueden casar y viven de forma independiente. Y nosotros, ¿por qué no? ¿Porque tenemos el Síndrome de Down? ¿Es justo?

Yo ya sé que es tener el Síndrome de Down. Para mí, tenerlo significa limitaciones y discriminaciones, y sobre todo, sobreprotección. Y lo más preocupante, que nos excluyan y no nos acepten como somos. Si somos como somos es porque hemos nacido así. Para mí, el Síndrome de Down es simplemente un cromosoma de más, y podemos hacer las cosas como los demás. Por eso, vivo como si no tuviera el Síndrome de Down. Hace unos años decidí ignorarlo para poder hacer las mismas cosas que hacen los demás.

No estamos enfermos

Cuando decidí ignorarlo fue para que no se tuviera una mala imagen de nosotros, y porque en la época que yo nací, el Síndrome de Down estaba muy mal visto por la sociedad. Hace unos años, si tú nacías con el Síndrome de Down te excluían de los lugares, te señalaban y te censuraban. Hoy día, tener el Síndrome de Down es sinónimo de enfermedad, de estar sufriendo cada dos por tres discriminación por el mero hecho de tenerlo, como lo demuestran los últimos episodios en el pub de Lleida donde se prohibió la entrada a un grupo de jóvenes con Síndrome de Down o la anulación de una reserva en un hotel de Vinaròs a un grupo de ocio de la Fundación Catalana Síndrome de Down.

Todo esto te hace pensar que la decisión de ignorar el Síndrome de Down fue la mejor solución que encontré para que me traten como los demás. La sociedad debe tratar con respeto y cuando se nos dice que estamos enfermos o estamos sufriendo, no nos están respetando tal y como somos.

Foto: Sergio Ruiz

One Comment on “Ignorando el Síndrome de Down

  1. Hola andy moltes felicitats per l’article et desitjo que siguis molt feliç.
    Tinc que dir que ets auténtic i que et felicito per tot al que fas estic encantada d’haver-te conegut amb persona.
    Segueix per aquest cami!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *