Ni el diluvio universal pudo con el Barça

Una nueva jornada se ha disputado y, con ella, un nuevo derbi que enfrentaba a los pericos de Quique Sánchez Flores contra los blaugranas de Valverde y que se saldó con un reparto de puntos bajo una lluvia intensa.

El partido fue una nueva oportunidad para que  el  Barça no se dejase sorprender por el único equipo que se atreve ya no solo a plantarle cara, sino también de ganarles como sucedió en el encuentro de ida de la Copa del Rey.

Pero en liga es otra cosa; o al menos eso parece ya que los cules siguen siendo imbatibles, aunque en sus últimos encuentros (como la victoria con remontada  frente al Alavés) les tocara sudar más de la cuenta.

En esta ocasión, el Barça llegaba a Cornellà en medio de un “escándalo” extradeportivo motivado por los insultos de un sector de la afición perica y las polémicas declaraciones de Gerard Piqué. Este ambiente caldeado propició que los blaugrana se volvieran a encontrar un Espanyol que parece sabe cómo jugarles.

Mucho más que un punto

En lo que hace referencia a la contienda, podríamos sacar una conclusión positiva: con este empate los blaugrana siguen manteniendo la holgada distancia con sus rivales más directos; a excepción del Atlético de Madrid que tras su victoria contra el Valencia consigue recortarle dos puntos.

Durante los primeros 45 minutos, tanto unos como otros tuvieron oportunidades para marcar. Seguramente, los locales generaron algo más de peligro que el Barça, que salió con un once titular inusual (pensando más en la semifinal de Copa) dejando a Messi en el banquillo.

Los goles no llegarían hasta la segunda mitad. No sería hasta el minuto 66 cuando Gerard Moreno inaugurara el casillero. Pero con la entrada de Leo Messi, los papeles parecían intercambiarse. Piqué empataría  en el 83 in extremis rematando  una falta lanzada por el argentino.  Es evidente que ha sido mucho más que un punto.

Con este resultado salta a la vista que mantener la imbatibilidad no va a ser un camino de rosas; pero lo que está claro es que, a falta de rivales que se atrevan hacerles frente como los blanquiazules, ni el diluvio universal  pudo con el Barça.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *