Nuevo comisionado de Diversidad Funcional y Salud

El martes 23 de enero fue la primera reunión del año 2018 del Consejo Rector del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD). En la reunión nos presentaron a Gemma Tarafa, nueva comisionada de Diversidad Funcional y que a la vez es también comisionada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona. Tarafa nos dijo que por el cambio de gobierno, el Comisionado de Diversidad Funcional pasará a ser el Comisionado de Diversidad Funcional, Salud e Investigación.

Las reacciones de los demás miembros del IMPD fueron malas. Se quejaban de que juntar las diferentes discapacidades con la salud es un paso atrás.

Yo dije que las personas con discapacidad intelectual no estamos enfermos. El Síndrome de Down no la padecemos, la tenemos. En este sentido, dije que EXIT21 ha creado unas recomendaciones sobre cómo informar sobre la discapacidad intelectual.

Se dijo a Tarafa que dimita y se eche atrás esta asociación entre discapacidad y salud. Se le pidió una reunión para tratar de llegar a un acuerdo, porque si no, tendría el collectivo de personas con discapacidad en contra.

Encarna Muñoz, representante de las personas sordas, dijo que le parecía bien estar cerca de la salud para poder incidir. Y puso el ejemplo que cuando las personas sordas van al médico de cabecera siempre se les pasa el turno para que sólo las avisan por megafonía.

Gemma Tarafa dijo que la salud no es la ausencia de enfermedad; sino que es vivir bien. Por lo tanto, es diferente del modelo sanitario. No es un comisionado de tareas sanitarias, sino de salud.

Balance del presupuesto participativo

En la segunda parte de la reunión, Ramon Lamiel, gerente del IMPD, nos explicó los importes gastados del presupuesto participativo de 100.000 euros del 2017.

Lo más importante es que ya se pueden presentar propuestas para el presupuesto Participativo de 2018.

Yo pregunté si se había hecho la campaña de Concienciación que pedí sobre la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con Discapacidad. Me contestaron que no se ha hecho porque no dijimos como la queríamos.

Tampoco se ha hecho la campaña de promoción de la renta mínima de ciudadanía que también pedí, porque no depende del Ayuntamiento, sino de la Generalidad.

Pero si hay algo nuevo que ha costado 3.140 euros, que es la contratación de horas de asistente personal para la persona representante de la discapacidad intelectual para tareas en el Consejo Rector.

Aquí yo dije que mi asistente personal para el IMPD y yo estamos redactando un documento sobre que necesito y como estamos haciendo la asistencia. Nos dijeron que cuando lo tengamos se los hacemos llegar.

Las otras cosas que se han hecho son cedernos un despacho al IMPD por nosotros, comprar material ortopédico, campaña de lengua de signos, rehabilitación de dos viviendas de Casa para entidades y la contratación de cinco personas para tareas de inspección a comercios para 2017 hasta 2018.

En total se han gastado 79.331,28 y han quedado para gastar 20.668,72.

Entrevistas a EXIT21

Por último, comuniqué que ya se ha publicado en EXIT21 la entrevista que hicimos a José Miguel Esteban, compañero vocal del Consejo Rector. Antes de partir cerramos las próximas entrevistas. La primera será la que le haremos a Emili Suárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *