El madridismo ya tiene su 13a Champions

Mucho tiempo ha tenido que esperar la diosa Cibeles para verse coronada por tercera vez consecutiva con la ansiada Copa de Campeones. Y así ha sido: el Real Madrid de Zidane puso en pie el estadio de Kiev pasando por encima de un Liverpool que se vio superado.

La primera parte fue una “lucha” cuerpo a cuerpo de los dos equipos, y se fueron al descanso con el marcador a cero.

Sin embargo, la jugada que marcaría el encuentro sería el desmesurado agarrón de Sergio Ramos a Mohamed Salah, la estrella red, que terminó substituido. Está lesión minó el estado anímico de los ingleses y condicionó el resultado del encuentro.

Benzema abriría la lata en el minuto 51 gracias a un regalo del portero Karius, quién también estuvo desafortunado en el tercer gol. Mané empataría en el 55 y Bale tomó el mando con el 2-1 en el 64 y el tercero en el 83.

Madrid se convierte en una  gran fiesta

 

Con la Champions bajo el brazo, los jugadores merengues llegaron a la capital madrileña donde toda su afición les estaba esperando para venerar a los héroes de Kiev.

Sin duda las calles de Madrid se engalanaron para festejar a lo grande el único título conseguido este año.

Las vitrinas del Santiago Bernabeu tendrán que

ampliarse para ubicar el preciado trofeo con el que los blancos suman su decimotercer título europeo de su historia.

Su presidente Florentino Perez (para muchos más conocido como el “ser superior”) coloca  con esta  Copa de Campeones la primera “piedra” de una nueva hegemonía ante la posibilidad de conseguir (o no) la Supercopa de Europa ante el Atlético del Cholo.

Hasta que la disputen que disfruten lo que han conseguido, que aun que se lo merezcan ―o no―, lo que sí es cierto es que como suele hacer la plantilla blanca , se crecen ante las adversidades. Solo por eso ha sido el justo vencedor de esta disputa.

Algunos lo han celebrado y otros, como los cules, no les queda más remedio que felicitar a los vencedores.

La otra cara de la final

Después de lo visto en el estadio de Kiev, también hay cosas que caben destacar del mismo encuentro como el claro egoísmo de Cristiano Ronaldo. Quizás por no haber marcado,  les chafó la fiesta a sus compañeros dejando entrever nuevamente su marcha del club con unas declaraciones que dejan entrever un claro pulso a su presidente: “fue bonito estar en el Real Madrid”, entre otras impactantes declaraciones del crack portugués en una nueva demostración que está por encima de los intereses de la plantilla  blanca.

One Comment on “El madridismo ya tiene su 13a Champions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *