Reforzando la seguridad

Tenemos la tendencia a buscar siempre la aprobación de los demás para reafirmar nuestros actos. El juicio de terceros tiene más importancia que nuestra opinión. Creo que esto no nos ayuda y, por ello, debemos aprender a ser nosotros mismos y tener confianza en lo que hacemos.

Complacernos a nosotros

No es sano buscar la seguridad en los demás, pero deberíamos hacer un trabajo personal en el que preguntarnos si los demás son sinceros con nosotros y con ellos mismos cuando nos dicen “qué bien lo has hecho”. Entonces cabe preguntarse si nos lo dice por complacernos o porque realmente lo siente así. Todo esto puede proporcionarnos una seguridad personal y social que hará aumentar nuestra autoestima.

A pesar de ser conscientes de las dificultades que conlleva la vida, tenemos que ir creciendo. Por eso comparto con vosotros mi reflexión.

La seguridad no se logra únicamente con la aprobación de los demás, sino que se lo ha de construir uno mismo. ¿Cómo se construye? Pues reforzando y nutriendo aquellas actitudes y decisiones que tenemos diariamente.

Aceptar que nos podemos equivocar es muy sano porque los errores se aprende. De hecho, los errores son los que nos hacen crecer como personas porque nos obligan a hacer cambios en nuestras rutinas diarias.

Errores tentadores

Cuando cometemos un error debemos procurar no caer en la tentación de fustigarlos porque no conseguiremos cambiar lo que ya hemos hecho. Pero sí está en nuestras manos procurar no repetirlo.

Produciendo solidez

Otro aspecto de la seguridad personal es la estabilidad laboral, que nos puede proporcionar satisfacción personal o económica. A día de hoy, no existe esta estabilidad, debido a la precariedad laboral con los contratos de corta duración y los derechos precarios que tienen los trabajadores y que favorecen a las empresas.

Antiguamente, mis padres y abuelos habían conseguido una seguridad laboral que está desapareciendo.

Cuanto más seguros nos sintamos personal y laboralmente, más felices seremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *