Los decibelios me encrespan el pelo

Convivimos en un mundo lleno de ruidos y gran cantidad de decibelios que no favorecen nuestra salud auditiva. Por este motivo me he decidido a escribir sobre todos aquellos ruidos desafortunados, o dicho de otro modo: ruidos inapropiados en el momento que suenan.

Cada día que pasa me encuentro más gente con problemas auditivos provocados por el mal uso que se hace de los auriculares con el móvil. Según Hear-it, uno de cada cuatro jóvenes tiene problemas auditivos debido al uso abusivo de la música a todo volumen en el móvil. Uno de los problemas es el Tinnitus, silbidos internos producto de un exceso de ruido.

Frecuentemente por la calle nos encontramos con gente que lleva altavoces portátiles, escuchan música con un volumen muy fuerte y sin tener en cuenta lo que los rodea.

Personalmente lo considero una falta de respeto o una imposición porque hay lugares preparados y destinados para poder escuchar música sin necesidad de molestar a nadie. Valoro más el silencio porque cada vez es más difícil de obtener.

Una alternativa silenciosa

Otro factor a tener en cuenta es el ruido que generan algunos coches cuando circulan. Este ruido se debe a un factor llamado tuneo, que consiste en modificar los vehículos para que corran y hagan más ruido. Esto conlleva un incremento de los decibelios en la ciudad. Los que tunean pretenden llamar la atención de la gente y hacerse notar. Si no, ¿qué sentido tiene?

Debemos conseguir comercializar coches eléctricos para obtener menos decibelios en las ciudades.

La contaminación acústica

Cuatro de cada diez barceloneses conviven con un nivel de decibelios perjudicial para la salud, según un estudio de ruido y salud en Barcelona. El 40,25% de población convivimos con unos 65 decibelios durante el día, lo que conlleva enfermedades cardiovasculares y alteraciones profundas del sueño; cuando el permitido son 30 decibelios diurnos.

Casi diariamente me encuentro momentos en los que quisiera algo más de silencio, y es cuando se me encrespa el pelo porque no puedo tener menos ruido cuando lo necesito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *