Un verano muy intenso

He disfrutado de unas vacaciones de verano con muchas experiencias diferentes que recordaré siempre.

El pasado miércoles 20 de junio fui con dos amigos a ver Bruno Mars en el Estadio Lluís Companys de Barcelona y fue muy chulo.
De Caldes d’Estrac en Calella
Continuó mi verano yendo de colonias en Caldes, a hacer un poco de deporte que hacía falta.
Y allí hice baloncesto y fútbol, ​​y también conocí a dos chicas que se llamaban Lidia y Noah.

Fue muy chulo porque fui a la discoteca y bailé mucho. De lo cansado que estaba me bañé en la piscina de noche.

Dos semanas después fui a Calella de Palafrugell. En este pueblo tengo un apartamento que está frente al mar y allí fui con una amiga y un amigo que estuvieron tres días. Fue muy chulo.
Rumbo a Portugal
Después fui de viaje a Portugal a hacer turismo y probar su gastronomía. También me compré unas zapatillas nuevas. Todo esto lo hice en Lisboa y después fui a Oporto.
De cumpleaños en Biosca
Después de eso fui a Biosca (Lleida) a celebrar el cumpleaños de mi abuela Elena que hacía 88 años y fui con toda mi familia materna.
En definitiva, este verano de 2018 me lo he pasado muy bien porque he hecho muchas cosas. Ahora en septiembre vengo con las pilas cargadas para empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *