Hacérselo mirar

Desde EXIT21, abogamos por un lenguaje respetuoso e inclusivo por parte de los medios de comunicación hacia la discapacidad. Sin embargo, en ámbitos como la medicina en general, y la psicología en particular, aunque prevalecen los términos caducos e inapropiados.

TRÁMITE IMPERATIVO

El pasado 25 de julio, acudí a mi CAP, acompañado de mi apoyo del servicio «Me voy a casa». El motivo de la cita era la obtención de un informe médico que certificara mi discapacidad. Este documento se me requería desde el Departamento de Bienestar, Trabajo y Familia para tramitar la solicitud de dependencia.

CONFUSIÓN CONCEPTUAL

Una vez dentro de la consulta, mi médica de cabecera, buscó mi historial en el ordenador. Para sorpresa propia y de mi apoyo, resulta que, según el archivo, tengo diagnosticado autismo. ¿Perdón? Admito que soy introvertido y no me abro mucho a los demás (sobre todo si son desconocidos), pero de eso al autismo hay un abismo.

Los especialistas que me declararon autista, estaban errados, como el tiempo ha acabado demostrando.

«RETRASO» BUROCRÁTICO E INFORMÁTICO

Como alternativa, la facultativa me sugirió poner al expediente psicológico que tengo «retraso» intelectual. No se acepta «pulpo» como animal de compañía, ya que «retrasado» es una palabra desfasada, correspondiente a una era pretérita.

Al final, decidimos que término adecuado es el de «discapacidad», más correcto y aceptable. Ahora bien, a mi médico le costó introducir la palabra elegida al documento, dado que (de entrada) el sistema informático no la aceptaba.

EXTRAPOLACIÓN LINGÜÍSTICA

EL libro de estilo de EXIT21, dirigido a los medios de comunicación, hace referencia a evitar el uso de palabras despectivas y obsoletas como «retrasado». Esta premisa se debería aplicar en el área de la medicina psicológica, a fin de no tratar a las personas como números.

Y es que aunque la medicina ha hecho muchos avances, la terminología asociada, se ha quedado atrasada. Es para hacérselo mirar.lenguaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *