Comienza una nueva era

Diario de un joven con SD

Han pasado ya trece años desde aquel 5 de octubre de 2005 que con la edad de 26 años entré a formar parte de la “familia”  de la empresa Guibernau-Plana, para después implicarme en el equipo de Plana-Artús. Desde entonces hasta hoy he ido progresando en la misma compañía que seguimos sacando adelante el mismo despacho de abogados.

Es evidente que trece temporadas se dicen pronto, al igual que se aprende de todo, contando también con el esfuerzo y el tesón diario. Se pueden considerar un premio que se debe a la ayuda de todo un equipo.

También soy consciente que, como en todo en la vida y dentro de ese periodo de tiempo, he tenido luces y sombras pero que han sido recompensadas con mi trabajo.

Un cambio radical

A partir del próximo mes de enero todo lo vivido hasta ahora se quedara en el recuerdo. Seremos muchos (y yo incluido) los que volveremos a empezar de cero, o lo que viene a ser  lo mismo: empezaremos una nueva era profesional. A partir del nuevo año, la empresa se fusiona con otra firma de abogados y se mudará a otras instalaciones más espaciosas situadas en las cercanías del metro de Verdaguer.

Es sabido que todo cambio siempre favorece a todos los que queremos un futuro mejor, y por ello estoy más que seguro que nos cambiará a todos.

Para mi significara no solo más responsabilidad, si no también mas crecimiento laboral para incluir en mi curriculum.

Para mí es todo un reto del que espero que mi capacidad de superación se vea compensada, pero sin olvidar mis orígenes. Todo lo trabajado hasta ahora me servirá para ganar aun más experiencia de la que ya tengo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *