TRES chaflanes VÉRTIGO

Ya sea desde la sierra de Collserola o desde cualquier azotea (independientemente de la altura), se puede contemplar una vista panorámica de Barcelona. Entre la multitud de edificios que conforman su característico skyline, destacan algunos por encima del resto. De estos, tres se encuentran ubicados en chaflanes del Eixample, todos ellos construidos entre finales de los 60 y principios de los 70.

Banc_Sabadell

  1. EDIFICIO BANCO SABADELL Emplazado en la confluencia Balmes / Diagonal se encuentra un coloso de 23 pisos y 83 metros de altura, cuya construcción duró entre 1966 y 1969. Su diseño es obra de los arquitectos Francesc Mitjans y Santiago Balcells. Originalmente, la torre fue concebida como sede del desaparecido Banco Atlántico, hasta que en 2004 fue adquirida por Banco de Sabadell. La forma de la fachada define un trapecio por ambas caras, atravesadas por dos pilares verticales centrales revestidos de paneles blancos.

torre urquinaona

  1. TORRE URQUINAONA En la plaza homónima, más concretamente en el chaflán ronda San Pedro / Lauria levanta a una altura de 70 metros un edificio de fachada marrón. Tras la misma se esconde una estructura formada por 21 pisos. La concepción arquitectónica (influenciada por el estilo norteamericano) fue obra del arquitecto Antoni Bonet Castellana. Los planos, dibujados en 1968, planteaban un edificio de planta octogonal. La fachada está constituida por dos hileras verticales dobles de ventanas en las esquinas y una de simple en medio de cada cara. Estas están separadas por pilares discontinuos en forma de prisma cubiertos por las placas que da al edificio el color tan característico. El inmueble quedó inaugurado en 1973 para satisfacción del entonces alcalde de Barcelona, ​​José María Porcioles.

carrer arago 174

  1. VIVIENDAS ARAGÓN 174-180 En la esquina Aragón / Casanovas se encuentra el complejo de viviendas acabado en 1972. Consta de una torre central en forma de cruz de 22 pisos, flanqueada por dos bloques laterales con una altura en consonancia con los inmuebles adyacentes. Inicialmente, la torre central estaba coronada por un rótulo luminoso reproduciendo la estrella de La Caixa (en la planta baja hay una oficina de CaixaBank). Sin embargo, la normativa municipal aprobada a finales de los 90, motivó su retirada.

Si hoy, el arquitecto y urbanista Ildefons Cerdà, impulsor del Eixample, pudiera ver en que se han convertido tres de sus chaflanes, sentiría vértigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *