Amor a flor de piel

Siente unas manos acariciar,

igual que te acaricia el suave

viento del mar con su vaivén

de  olas de entre las rocas.

Ese suave viento que va y viene,

golpeando en esa ventana abierta

que a través de ella te lleva a vivir

en la más eterna felicidad.

Una fresca flor ha florecido en

el interior de un corazón joven.

¡No marchitará nunca!,

porque el amor que nace en él la mantendrá

toda la vida como dos almas gemelas.

Ese dulce y aterciopelado beso

hace despertar al más puro sentimiento,

aquel que une a aquellos corazones

que bailan al unísono de esa bella canción.

Como un canto de sirenas que nos llevan

a un viaje celestial.

Como mariposas que revolotean en

el aire siento sus alas en mi rostro,

me van erizando en mi interior y con

ello el amor que tengo me lo deja

a flor de piel.

One Comment on “Amor a flor de piel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *