Laia por fin entra en juego

Recientemente, las redes están haciendo eco de una noticia triste que afortunadamente ha tenido un final feliz. Laia, una chica de 14 años con síndrome de Down, no podía participar en la copa de España de voley infantil porque la Federación Española no le permitía inscribirse ya que tiene un año más que las chicas de su categoría. Finalmente, la federación rectificó y Laia podrá competir. Pero esta noticia me hace cuestionar si el hecho de tener el SD es también una razón para que no la dejen jugar.

El Club voleibol Esplugues, donde juega Laia, denunció esta situación y llegó a proponer a la federación que su equipo perdiera todos los partidos a cambio de que Laia jugara. El club y los padres de Laia comenzaron una campaña en las redes sociales con las etiquetas #LaiaJuega y #Inclusión para concienciar y que otras asociaciones se sumaran a la causa. Entre otras, la FCSD compartió la noticia en sus redes dando el apoyo absoluto a Laia. Por mi parte, hago este artículo para que en nombre de EXIT21 también queremos apoyarla.

La Federación Española de Voleibol niega discriminar a Laia porque defiende que estas son las normas de la competición, y propone que Laia se inscriba al equipo que le tocaría por edad. Esto haría que Laia dejara de ir con sus amigas. Al final, la federación ha cambiado de opinión. Rectificar es de sabios.

Me pongo en la piel de Laia porque sé lo que está sufriendo, y porque sé que a ella le gusta jugar con su equipo en una competición tan importante. Personalmente, me sentiría triste si lo que ha pasado Laia me lo hubieran hecho a mí. ¿Es justo?

Nos llenamos la boca de inclusión de las personas en situación de discapacidad y nadie sabe qué significa inclusión, porque creemos que Laia estaba perfectamente incluida, pero a raíz de esta noticia nos damos cuenta de que aún queda mucho por mejorar.

Siempre decimos que queremos un mundo más justo, pero me pregunto: ¿es justo lo que le ha pasado a Laia? Es más, ¿hubiera sido justo que su equipo tuviera que perder todos los partidos porque Laia pudiera jugar? De momento, parece que este mundo no es totalmente justo, o al menos yo lo veo poco justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *