Cambio de ciclo en el Barça

Todo nuevo ciclo tiene un principio y un final. Era un secreto a voces que Ernesto Valverde antes o después saldría de Can Barça. Entre otras cuestiones, ya no daba más de sí.

Por parte del club tampoco fueron las formas, yendo a la desesperada para quitárselo de encima después de la debacle de la Supercopa de España. Se especuló que esta decisión era una estrategia electoral.

La directiva no tardó  en iniciar la búsqueda de un sustituto que cogiese las riendas del equipo blaugrana lo antes posible.

Muchos fueron los nombres que sonaron, desde Xavi Hernández pasando por Ronald Koeman e incluso Mauricio Pochettino. Después de varios intentos dieron con Quique Setién, fiel defensor del estilo de Cruyff y Guardiola. Era de esperar que con esos referentes el club se quedaría con el técnico cántabro.

Un experto de los banquillos

Uno de los principales requisitos que la directiva del Barça exigía era que el entrenador que viniera tuviese una dilatada experiencia. Y Quique Setién la tiene.

El Real Betis Balompié fue el último equipo que entrenó. Inició su amplia trayectoria en el Racing de Santander, pasando por Polideportivo Ejido, Logroñés y Las Palmas, entre otros clubes. Incluso fue también seleccionador de Guinea Ecuatorial durante un encuentro.

Los 487 encuentros que lleva como entrenador los ha pasado en las categorías de Segunda B, Segunda A y Primera división.

Cabe mencionar que las únicas competiciones que ha disputado  al margen de la liga son la Copa del Rey y la Europa League.  Veremos cómo se desenvuelve en la Champions.

Setién, técnico de presente y futuro

Lleva poco menos de una semana y Setién ya está demostrando todo lo que sabe. Salta la vista que su apuesta va a ser  la de exprimir toda la calidad de la cantera.

Por el momento, su llegada y su estilo propio ya generan expectación en la afición barcelonista. Cierto es que aún no ha ganado nada pero ahora mismo es el técnico de presente y con un futuro por delante prometedor.

No sabremos si conseguirá estrenarse ganando la Champions o incluso su primera liga, pero lo cierto es que se está gestando un nuevo cambio de ciclo en el Barça. Y, a Setién, ganas e ilusión por hacer algo grande no le faltan.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *