Radomir Antic, siempre eterno

El mundo del fútbol llora la perdida de todo un mito de los banquillos como lo fue Radomir Antic. La noticia de su traspaso se hizo pública el pasado lunes, por lo que la consternación de muchos no tardaría en producirse.

La enfermedad de la pancreatitis le acabó de ganar la partida después de haber estado luchando durante mucho tiempo contra ella, y se nos fue a la edad de los 71 años.

Sin duda que su perdida ha dejado una huella imborrable en el deporte del futbol, para muchos una leyenda viva de los banquillos.

Los inicios de un grande

En los primeros banquillos donde Antic empezaría su andadura fue en el Partizan de Belgrado, club en el que también se había iniciado como jugador. En la temporadas 2008/10 llego a ser seleccionador de Serbia.

Su extenso currículum también cuentan otros clubes en donde ejerció como futbolista como el Sloboda Uzice, Fenerbahçe y Luton Town.

Historia en la Liga

En donde si dejo su sello personal fue en los grandes equipos de nuestra liga, pasando por el Real Zaragoza, donde estuvo 3 temporadas (1988/91); en el Real Madrid en la 91/92 y acabando en el Real Oviedo.

Su etapa más exitosa fue cuando llegó al Atlético de Madrid donde estuvo 3 años seguidos 1995/98, llevando al equipo madrileño a la gloria consiguiendo el “doblete” (liga y Copa). Posteriormente volvió en la temporada 1999/2.000 y en Oviedo solo estuvo una temporada.

En enero de 2003 llegó a dirigir a un Barça que naufragaba en la clasificación, concretamente en la posición número 15; y les llegó a situar en competiciones europeas.

En sus últimos días ya alejado de los terrenos de juego ejercía de comentarista en la Cadena Ser con Pepe Domingo Castaño y Paco González.

Hasta siempre Antic

Sin lugar a dudas esta pérdida ha dejado huérfana a buena parte de nuestro fútbol. El técnico serbio ha dejado un legado único.

Un estilo propio que solo está a la altura de los grandes como en su tiempo lo fue Cruyff y luego Caparrós, Quique Sánchez Flores y otros ilustres, que pueden servir de ejemplo a otros muchos que están empezando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *