Un Barça con hambre de liga

El Barça de Quique Setién reinicia el campeonato liguero no solo ganando el primer partido en tres meses (desde la jornada 27 en la que venció a la Real Sociedad), sino pasando por encima del Mallorca con un 0-4.

Los blaugrana han tenido todo el parón para prepararse para la recta final de la liga. Esta goleada demuestra que van lanzados y sin frenos hacia el título.

Arturo Vidal fue el encargado de abrir el casillero. Le siguieron Martin Braithwaite, Jordi Alba y Leo Messi, que le puso el broche de oro al marcador y a una gran actuación personal.

Revalidar el título
Después de esta exhibición en el nuevo estadio Visit Mallorca podemos afirmar que el Barça se ha llevado la primera de las once finales que tiene por delante para revalidar el título de campeón de liga.

Es el momento de comenzar de cero con las lecciones bien aprendidas de algunos de los tropiezos que han tenido por el camino.

Los jugadores son conscientes de lo que se juegan. Por ello, tienen la misión de ganar todo lo que les queda pendiente: liga y Champions.

Messi-Suárez, dupla letal
Si se puede sacar algo positivo de este parón por culpa del coronavirus, es sin duda la vuelta de un Leo Messi capaz de dinamitar a sus rivales. Como todo buen escudero necesita su mano derecha y Luis Suárez es quien interpreta este papel. El uruguayo se ha recuperado de su lesión y es un refuerzo de lujo para este final de competición.

Todos los rivales ya empiezan a temblar al ver que la dupla Messi-Suárez vuelve a ser el arma letal de antaño.

Si a ellos les añadimos a otros atacantes como Griezmann o Braithwaite, los goles están más que asegurados.

Si además contamos con la calidad del resto de la plantilla seguro que además de la liga, la Champions se pondrá a tiro porque este Barça tiene hambre de títulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *