EN ESA LUNA BLANCA

Querría vivir contigo hacía la luna como una estrella viva y blanca.
Querría vivir contigo como un ángel blanco y eterno.
¡No necesito nada más!
Ya me basto con escuchar tu voz dulce.
Querría escucharte siempre con mi corazón salvaje e indomable.
Soy como los bosques, mi príncipe de amor.
Querría vivir junto a ti en esa luna blanca con tu dulce canto nupcial.
¡No necesito nada más!
Eres mi caballero de voz andante, mi marcha de vals.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *