El VAR decide el Clásico del silencio

El Barça de Koeman esperaba mucho del Clásico tras el tropiezo en Liga frente al Getafe. Pero ha sido peor el remedio que la enfermedad pues los madridistas volvieron a dar un baño de realidad a los culés.

El cuadro barcelonista acabo superado por el Real Madrid (1-3) gracias a un polémico penalti señalado por el VAR. De este modo, suman su segunda derrota consecutiva en liga.

A falta de aficionados en las gradas del Camp Nou, el Clásico ofreció un espectáculo vibrante des del primer minuto. Fede Valverde estrenó el casillero para los blancos en el minuto 4, pero Ansu Fati puso el empate en el minuto 8, resultado con el se fueron al descanso.

A pesar de las constantes ocasiones sobre la portería de Courtois, estas no fueron suficientes para batir al meta belga. Sin embargo, el VAR penalizó con la pena máxima un agarrón de Lenglet a Ramos. El propio jugador aprovecho el regalo para volver a avanzar a los blancos y Modric les dio la puntilla en el minuto 90.

Estado de alarma en Can Barça

Tras el claro varapalo de este Clásico salta a la vista que este Barça está entrando en una espiral peligrosa. Salvo la exhibición en Champions (5-1), a los blaugrana todavía les falta mucho por mejorar.

Desde la victoria ante el Celta en el estreno liguero, todo ha ido de mal en peor: el empate con el Sevilla, la primera derrota contra el Getafe y la que sin duda es la que más duele, esta última derrota frente a los madridistas de Zidane.

Lo mas difícil viene ahora

En el horizonte les espera la “temible” Juventus de Cristiano Ronando y Paulo Dyvala. Ciertamente, mucho tienen que cambiar las cosas para hacerles frente en el próximo encuentro de Champions.

Todavía es demasiado pronto para empezar hablar de crisis y más teniendo mucho por jugar.

Nadie dijo que sería fácil reconstruir este Barça. A pesar de todo, tanto la ilusión como la esperanza es lo último que se pierde. Por ello, hay que pasar página de lo que ahora está pasando y volver a centrarse para lo que viene por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *