Castañazo en Mendizorroza

El Barça de Koeman parece haber entrado en la peor de sus rachas más recientes pues solo suma dos puntos de doce posibles en juego. Ante el Alavés tan solo pudo sacar un 1-1 que les sitúa todavía más lejos del liderato.

Para los blaugrana, la noche de Halloween en el estadio de Mendizorroza, a pesar de haber empezado enchufados, acabo siendo una pesadilla, y no sería precisamente por ocasiones de gol.

El equipo vitoriano se adelantó en el casillero en el minuto 31 mediante el jugador Luis Rioja que aprovechó el regalo que le hizo el portero del Barça. Con este gol se fueron al descanso.

En el segundo tiempo, no sería hasta el minuto 64 cuando Griezmann pusiera el empate definitivo. De esa manera sacaría las castañas del fuego a los culés, y a su vez rompería su mala racha goleadora.

La pesadilla del VAR

Seguramente en lugar de estar hablando de un reparto de puntos con el Alavés de Pablo Machin, el equipo culé hubiese sumado los tres puntos si no fuera por un nuevo error arbitral al no señalar como pena máxima un agarrón de Ximo sobre De Jong que hubiera cambiado el rumbo del encuentro.

El equipo barcelonista parece no haber encontrado la formula que tan bien le está funcionando en Champions. Cuando juega la competición liguera es como si les faltara algo.

Entre el Clásico y este último encuentro con el Alavés parece que el Barça está pasando su peor pesadilla con el VAR.

En Champions sí funciona
Una nueva semana de Champions en Can Barça que les puede servir para salir del pozo en el que están metidos en la liga. Volverán a vestirse de ‘Barçampions’ para medirse en con el Dinamo de Kiev. Es posible que el partido se suspenda porque trece jugadores del equipo ucraniano han dado positivo por coronavirus.

Visto los ultimos resultados tanto con el Ferencvaros húngaro como con la Juventus de Turín, se espera una tercera victoria consecutiva de los blaugrana siempre y cuando sepan mantener el juego que tan buen resultado les está dando en Europa.

Por lo tanto toca darlo todo en el terreno de juego. Se espera ver la misma buena versión en la visita del Real Betis del próximo fin de semana.

Los hombres de Koeman se ven obligados a cumplir. Coincidencias o no, pero el Barça irregular que se está viendo en la clasificación liguera puede recordar al que en su día dirigía Van Gaal en la temporada 2002-03 y que acabó llevándose el titulo. Esperemos que la historia se repita tal cual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *