UN BELLO DESPERTAR

Desde mi cama oí un ligero piar,
Era un lindo pajarito, que vino a despertar.
El animalito se acercó, se posó en mi lecho y me cantó.
Yo me desperté,
salí al jardín,
vi una mancha negra que se movía ordenada deseándome buenos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *