Rosa Parks, activista por los derechos civiles

En el año 1955, Rosa Parks, una humilde modista de Montgomery (Alabama), se convirtió en un símbolo de la lucha por los derechos civiles, en concreto contra la segregación racial, por negarse a ceder su asiento en el autobús a un pasajero blanco tal y como determinaba una norma injusta.

Este hecho hizo que Parks acabara arrestada y juzgada. Lo que hubiera podido ser otra injusticia de las tantas que tenía que sufrir la comunidad negra norteamericana en los años 50, se convirtió en toda una manifestación. Esta protesta demostró que los afroamericanos podían plantar cara a un sistema racista.

Una modista revolucionaria
Rosa Parks nació como Rosa Louise Mc Cauley el 4 de Febrero de 1913 en Alabama, Estados Unidos. Sus padres fueron James, un carpintero, y Leona Mc Cauley, maestra quien enseñó a la pequeña Rosa a leer desde muy pequeña.

Cuando Rosa solo tenía dos años sus padres se separaron, y se trasladó junto a su madre a la casa de sus abuelos maternos Rose y Sylvester Edwards en Pine Level.

Sus abuelos serían muy importantes para Rosa en su lucha contra las desigualdades raciales porque fueron esclavos y defensores de la igualdad.

Rosa Parks quedaría marcada ya desde su infancia al ver cómo un día su abuelo tuvo que enfrentarse ante su casa con una escopeta a miembros del Ku Kush Klan.

Estando en Pine Level y gracias a que su madre le había enseñado a leer, Rosa Parks pudo asistir a la escuela de la localidad que, al igual que la mayoría de escuelas del país, separaba los alumnos de raza blanca y negra.

La desigualdad en el trato entre los alumnos blancos y los negros era evidente. Mientras que los blancos disponían de autobús y recibían las clases en edificio nuevo, los negros tenían que ir a clase andando y apenas tenían una clases de calidad.

Rosa tuvo que dejar sus estudios con 16 años para cuidar a su madre y su abuela que habían enfermado. Más adelante, encontró trabajo como costurera en una fábrica de camisas en Montgomery.

En 1932, con apenas 19 años, se casaría con Raymond Parks, barbero de Profesión y miembro activo de la National Association For The Advancement of Colored People (NAACP). Gracias a la ayuda de Raymond, Rosa obtuvo en título de secundaria un año después.

Tras graduarse, Rosa Parks se involucró activamente en la lucha por los derechos civiles, uniéndose a la NAACP en 1943 y sirviendo como líder juvenil y secretaria del Presidente de la asociación Edgar Daniel Nixon, cargo que ocupó hasta 1957.

El matrimonio Parks no tuvo hijos, pero tuvo una intensa vida reivindicativa juntos que los hizo famosos en la lucha por los derechos de los afroamericanos.

Hoy en día, hechos como el asesinato de George Floyd a manos de la policía nos recuerdan que la lucha de Rosa Parks está muy viva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *