16 años de trabajo dan para mucho

Era un martes 4 de octubre del 2005, el día de mi santo, por aquel entonces yo tenía 26 años y había terminado de trabajar en la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD) para formar parte de la que era la firma de asesores de empresas Gibernau Plana. Ahora en la actualidad se llama PLANARTUS.

No tardé en integrarme en el mundo laboral y conocí a muchos compañeros que me enseñaron mucho. Gracias a ellos he podido progresar en mi profesión de auxiliar administrativo.

La experiencia es un grado

Este lunes se cumplen 16 años que formo parte de esta familia laboral. A día de hoy se puede decir abiertamente que soy el más veterano por debajo de mi jefe.

Echando la vista atrás y viendo todo lo que he aprendido hasta ahora empiezo a darme cuenta que la experiencia es un grado y, por ello, como buen veterano estoy en el lugar que me corresponde.

Es todo un orgullo haber llegado tan lejos, pero todavía me quedan muchas cosas por aprender dentro de mi profesión.

Esta es la demostración de que estos 16 años de trabajo dan para mucho.
El hecho de ser el segundo “jefe” también repercute con más exigencia y entrega en mis labores. Los veteranos tenemos que dar ejemplo.

Bajo mi punto de vista, las experiencias y los aprendizajes son el premio a mi larga trayectoria laboral que me han enriquecido como persona además de formar parte de la población activa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *