El Barça se apaga

Esta ha sido una semana para olvidar en Can Barça tras perdido contra el Benfica en Champions y el Atlético de Madrid en liga con un total de cinco goles encajados y cero anotados.

El Barça de Koeman llegó a Lisboa con la moral bien alta pues se esperaba que tras haber vencido al Levante se viera la mejor versión de los culés. Pero la alegría le duró bien poco y el Barça se fundió en Da Luz ya que el Benfica le devolvió a la cruda realidad con un claro 3-0 con el que se le complica los octavos de la Champions.

El jugador del conjunto portugués Darwin Nuñez marcó el primer tanto en el minuto 3. A partir de aquí los blaugranas parecían no tener el día y con ese único gol se fueron a la media parte.

No fue hasta el minuto 69 cuando Rafa subiría el segundo tanto en el marcador. Otra vez Darwin Nuñez marcaría desde los once metros para dar la puntilla a los blaugrana.

De este modo, los blaugranas encajaron una nueva derrota en Champions y volvieron a quedar en evidencia, confirmando así su peor inicio en la competición europea. Muy lejos les queda ya la etiqueta de “Barçampions”.

Lisboa, ingrato recuerdo

En el futbol el destino es caprichoso y en esta ocasión quiso que el Barça reviviera sin quererlo uno de los episodios más humillantes de su historia resucitando el 2-8 frente al Bayern de Munich en el mismo estadio lisboeta de Da Luz.

Un año después esta vez ha sido el Benfica de Jorge Jesus el que les diera otro repaso no tan abultado pero igual de vergonzante si cabe en el mismo escenario.

Dándole un repaso a la clasificación cuesta creer que todavía el Barça no haya puntuado y se encuentre más fuera que dentro de la máxima competición europea.

Último pasaporte para octavos
Tras esta segunda derrota europea el club blaugrana se resiste a tirar la toalla. En juego tienen el ultimo pasaporte para no quedar fuera de la Champions y todo pasa por vencer al Dinamo de Kiev el próximo veinte de octubre en el Camp Nou.

Muchos de los aficionados blaugranas optarían por dar carpetazo a la Champions para centrarse en la liga, pero desgraciadamente, la marcha en la competición doméstica no va mucho mejor.

Un Barça sin ideas
El Barça jugó un poco mejor ante el Atlético de Madrid que contra el Benfica, pero volvieron a perder. Esta vez por 2 a 0.

Los jugadores azulgranas empezaron dominando y tuvieron algunas oportunidades, como las de Gavi y Coutinho, pero en una contra muy rápida los colchoneros marcarían el primer gol, obra de Lemar. A dos minutos del final de la primera parte también marcó Luis Suárez, quien pidió perdón por marcar debido a su pasado azulgrana.

En la segunda parte, los azulgranas tuvieron más oportunidades pero terminaron sin marcar.

Koeman ratificado
Antes de empezar el partido el presidente del Barça, Joan Laporta, dijo que el técnico holandés seguiría siendo el entrenador del equipo. Tras la parada de selecciones, los azulgranas tendrán un calendario exigente y deberán jugar contra Valencia, Dinamo de Kiev y el Real Madrid, los tres partidos en el Camp Nou.

Esperemos que todo es solucione pronto y que los aficionados culés podamos volver a confiar y disfrutar con el Barça. Son momentos difíciles. «Esto es lo que hay».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *