ESENCIA DE BACO

Entre aquellos ojos verdes pardos yo me perdía en ese cuerpo gigante, robusto, entero. Me dejaba acariciar por su rostro, por su pelo, por su suave mentón excitante, que me embadurnaba. Dejaba todos mis sentidos dormidos, sus bellos… Seguir leyendo