Un granito de positividad nos nutre y enriquece a cada uno de nosotros

Un pensamiento positivo muchas veces tiene tanta importancia como un simple beso. Todo, simplemente, por el hecho de pensar con positividad. Desarrollamos endorfinas que nos hacen sentir mejor, frescos, alegres.

Todo esto nos ayuda a llevar el día a día con más ímpetu y con más ganas de hacer más cosas, como también de ver las coses con no tanta negatividad.

¿Creéis posible ser siempre positivo? A mí, muchas veces, me cuesta mucho esfuerzo.

¿Por qué será? Yo mismo tengo la respuesta de esta misma pregunta. Muchas veces, tenemos tendencia a prestar más atención a esas cosas que hacemos mal y, las que hacemos bien pasan desapercibidas como si nada. Esto mismo tiende a hacernos fijar mucho más en lo que hacemos mal y esto termina generando frustración, tristeza y desánimo.

Aunque nos cueste ser positivos, debemos procurar serlo ya que nos ayuda a vivir un poco mejor el día a día. Recomendación del médico Albert, al que a él mismo le cuesta llevarlo a cabo.

*Text original català.

One Comment on “Un granito de positividad nos nutre y enriquece a cada uno de nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *